Mártires

NUESTROS MÁRTIRES

Fieles al legado de los primeros misioneros martirizados en la rebelión de los bóxers en China, muchos CICM han muerto en el servicio de sus misiones. La Congregación cuenta desde su fundación con 40 Mártires .

                 LOS MÁRTIRES CICM EN CHINA

La Iglesia en China fue violentamente perseguida a lo largo del siglo 20. Varios compañeros CICM sufrieron el martirio. Otros fueron asesinados por los ladrones o murieron en prisión durante las revoluciones políticas. He aquí sus nombres y sus fotos.

  1. Nueve compañeros CICM fueron asesinados durante la revuelta de los Bóxers (1900)

Estos son los CICM que fueron masacrados durante la revuelta de los Bóxers a inicios del siglo 20:

2017-08-28_1836

Monseñor Ferdinand Hamer (Nimègue): Fue quemado vivo el 24 de julio de 1900 después de haber sufrido horribles torturas durante tres días.

2017-08-28_1838

padre Jozef Segers (Sint-Niklaas): Fue enterrado vivo el 24 de julio de 1900.

2017-08-28_1840 2017-08-28_1842

padre Amand Heirman (Berlare) y padre Jan Mallet (Helchtel): los dos fueron torturados hasta la muerte el 13 de agosto de 1900.

2017-08-28_1844.png

padre Désiré Abbeloos (Opwijk), padre Jozef Dobbe (‘s Hertogenbosch) y padre André Zijlmans (Waalwijk)fueron quemados vivos en su iglesia el 22 de Agosto de 1900, junto con varios cristianos.

2017-08-28_1845

padre Remi Van Merhaeghe (Waregem) fue asesinado el 13 de diciembre de 1901. Atacado al mismo tiempo que Van Merhaeghe, padre Henri Bongaerts (Tongerlo-Bree) murió el 23 de diciembre de 1901 producto de sus heridas.

2. Cuatro compañeros CICM fueron asesinados por bandidos

En la década de 1920, las bandas de ladrones a menudo atacaban a nuestros compañeros. Muchos de ellos fueron tomados como rehenes, y algunos fueron asesinados.

2017-08-28_1848

padre Achiel Soenen (Poelkapelle) el 26 de diciembre de 1923.  padre Kamiel Ruyffelaert (Eine) el 12 de agosto de 1926.

2017-08-28_1850 2017-08-28_1851.png

padre Frans Lauwers (Anvers) el 20 de agosto de 1926. padre Leo Van den Bossche (Opbrakel) el 10 de septiembre de 1927.

Un compañero CICM fue asesinado durante la ocupación japonesa de China.

Foto Dangreau Jozef

Un soldado japonés asesinó a padre Jozef Dangreau (Ostende) el 15 de enero de 1939, durante la guerra chino-japonesa, en el momento en que él jugaba el papel de mediador en favor de los cristianos.

Nueve compañeros CICM fueron asesinados por el régimen comunista

Además del hecho de que muchos compañeros fueron expulsados (unos 250), nueve compañeros fueron asesinados o murieron en cautiverio:

2017-08-28_1856

padre Jozef Feeraert (Anderlecht) fue asesinado por los Guardias Rojos y muerto en prisión el 25 de junio de 1947.  padre Constant Dom (Broechem) murió en prisión el 16 septiembre de 1947. padre Oscar Conard (Marchienne – au- Pont) quien ya había sufrido con los Bóxers (1900), murió prisionero bajo los comunistas el 31 de diciembre de 1947

2017-08-28_1901.png

padre Petrus Tchang, un compañero chino, fue torturado y murió en prisión el 8 de enero de 1948. padre Piet van Esser (Hunsel) murió el 14 de febrero de 1948 después de haber padecido enormes sufrimientos. padre Kamiel Vandekerckhove (Ingelmunster) murió en arresto domiciliario en Chengde el 7 de junio de 1949.

2017-08-28_1906.png

padre Jozef Verhaert (Vorselaar) murió el 31 de julio de 1949 después de dos años de cautiverio. padre Jozef Vos (Herk-de-Stad) murió en detención preventiva el 15 de octubre de 1951. Monseñor Leo De Smedt (Sint-Niklaas) murió en prisión el 24 de noviembre de 1951.

                LOS MÁRTIRES CICM EN GUATEMALA

                                         PADRE CONRADO DE LA CRUZ

2017-08-28_1911.png

El padre Conrado nació en la ciudad de Baguio, República de Filipinas, el 27 de julio de 1946. Entró a la Congregación del Inmaculado Corazón de María en 1965. Hizo sus primeros votos el 29 de junio de 1966 y fue ordenado sacerdote el 28 de diciembre de 1971. El 15 de agosto de 1972 recibió su nominación misionera y el 13 de diciembre del mismo año llegó a Guatemala.

Desde su llegada compartió con el pueblo sus opresiones, sus tristezas y esperanzas. Trabajó en las parroquias de San Cristóbal, Diócesis de las Verapaces, y del puerto San José, Prelatura de Escuintla.

En el mes de febrero de 1979 fue nombrado párroco de Tiquisate donde se dedicó especialmente a la pastoral con gente pobre y humilde de las fincas y aldeas.

Por predicar la verdad y la justicia fue secuestrado el 1º de mayo de 1980 en la esquina que forma la 8ª avenida Con la 6ª calle de la zona 1 (a pocos pasos del Palacio Nacional y de la Curia Arzobispal). Según testigos, los secuestradores fueron seis hombres vestidos de particular, armados, quienes se lo llevaron juntamente con su colaborador y amigo, Herlindo Cifuentes, en un jeep Toyota, color gris. Desde esa fecha no se ha sabido nada de ellos.

                                       PADRE WALTER VOORDECKERS

2017-08-28_1912

El padre Walter Voordeckers, nació en Tornhout, Bélgica, el 2 de septiembre de 1939. Hizo sus primeros votos en la Congregación del Inmaculado Corazón de María el 8 de septiembre de 1960. Fue ordenado sacerdote el 1 de agosto de 1965. El 30 de agosto de 1966 salió hacia Guatemala su país de misión. Trabajó en Nueva Santa Rosa, en Escuintla y en Santa Lucía Cotzumalguapa.

Por su compromiso con los pobres fue asesinado en Santa Lucía Cotzumalguapa el 12 de mayo de 1980, a las 09:30 de la mañana.

El 11 de mayo de 1980 el padre Voordeckers comentó: “Yo tengo un miedo tremendo, porque ya recibí amenazas, me quieren matar y me van a matar, pero si me quieren agarrar o si me quieren arrastrar, yo voy a correr, no me voy a dejar secuestrar. Prefiero recibir un balazo y no ser secuestrado”.

El lunes 12 de mayo de 1980 cuatro individuos fuertemente armados se habían apostado, desde las siete de la mañana, frente a la parroquia y la sede de la Policía Nacional en el municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa, Departamento de Escuintla. Walter estaba escribiendo una carta. A las 9:30 de la mañana salió a depositarla a la oficina de correos, a unos pasos de la casa parroquial. Los cuatro individuos trataron de secuestrarlo y, al fallar en el intento, le dispararon; Walter recibió siete impactos de bala calibre 45, y de inmediato los atacantes se subieron a un jeep Toyota Land Cruiser, de color beige, con placas tapadas y huyeron.

Walter quedó mortalmente herido. La ambulancia llegó unos minutos más tarde, hubo todavía una reacción de Walter al darle oxígeno. Sin embargo, no pudo ser salvado. Siete balas lo habían alcanzado. A las 9:30 a.m. ocurrió la agresión y a las 9:45 ya había entrado en su resurrección, en su liberación, en la Casa del Padre.

                                               HERMANO SERGIO BERTEN

2017-08-28_1915.png

El hermano Sergio nació en Menen, Bélgica, el 13 de julio de 1952. Hizo sus primeros votos el 12 de septiembre de 1971. Estudió trabajo social en la universidad IPSOC en Kortrijk. El 25 de marzo de 1975 salió hacia Guatemala, su país de misión. El 15 septiembre de 1980 pronunció sus votos perpetuos.

Fue nombrado en la Costa Sur. Su misión era la formación de líderes locales que promovieran el desarrollo socio-económico y la formación y coordinación de comunidades eclesiales de base. Trabajó en Puerto San José, Santa Lucía Cotzumalguapa, Tiquisate y Nueva Concepción.

Junto con un equipo de trabajo, publicó el catecismo “Juntos buscamos el camino” en el que interpretan la Biblia a partir de las condiciones socio-económicas de los pobladores de la Costa Sur. También contribuyó a la creación del Comité de Unidad Campesina (CUC).

A finales de 1981, el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) se propuso organizar grupos de base en la Costa Sur, para lo cual contaba con Sergio.

En este momento le llegó el llamado de CICM-Roma para que completara su teología en México. Los superiores sabiendo que andaba con la guerrilla, querían alejarlo por un tiempo del país. Sergio no veía la utilidad de estudiar teología en ese momento. Al final se dio como solución un año de “Leave of absence”. Sergio pensaba que en el transcurso de ese año se obtendría la victoria revolucionaria. Largarse del país sería una traición al pueblo.

El 19 de enero de 1982 a las 10:00 a.m. fue secuestrado en una calle perpendicular a la Calzada San Juan, en Ciudad Guatemala; junto con Oscar García, padre de tres niños; y Salvador, seudónimo de un sindicalista, por hombres armados vestidos de civil que se conducían en dos carros con vidrios polarizados.

Repentinamente los dos carros se detuvieron a la par de Sergio y sus compañeros. Diez hombres armados salieron de los carros. Sergio y sus compañeros fueron empujados dentro de los vehículos. Desde entonces, ya no se supo nada de los tres secuestrados.

                                            PADRE ALFONSO STESSEL

2017-08-28_1917.png

El padre Stessel nació en Wilsele, Bélgica, el 13 de enero de 1929. Hizo sus primeros votos en CICM el 8 de septiembre de 1949. Fue ordenado sacerdote el 12 de septiembre de 1954. Su primer país de misión fue el Zaire hacia donde salió el 16 de noviembre de 1955.

Los primeros años trabajó en Luambo (diócesis de Kananga) como misionero itinerante y capellán de la JAC (Juventud Agrícola Católica).

En 1960 trabajó en Kananga como capellán de la JOC (Juventud Obrera Católica).

En 1971 trabajó en Bilomba (Diócesis de Luebo) como párroco donde impulsó las CEBs.

En 1973 realizó estudios de desarrollo comunitario en el IRFED de Paris, y de desarrollo social en el Instituto Lumen Vitae de Bruselas.

A su regreso, en 1974, fue nombrado en Tshikapa (Diócesis de Luebo), como párroco de Saint Laurent, cargo que ejerció hasta su salida del país en 1985.

El 1 de mayo de 1986 llegó a Guatemala. El 21 de julio de 1986 fue nombrado miembro del equipo de la parroquia de El Calvario, Cobán (Diócesis de las Verapaces). En 1989 fue nombrado párroco de Tierra Nueva (Arquidiócesis de Guatemala).

El Gobierno Provincial había aceptado que a partir del 1 de enero de 1995, el padre Alfonso se jubilara y se fuera a vivir a orillas del lago Amatitlán donde alquilaría una casa para dedicarse a la contemplación y a la investigación de la cultura maya.

Pero el 19 de diciembre de 1994 a eso de las 9:15 p.m. a menos de 100 metros de la casa parroquial, cuando regresaba de una posada, fue asesinado por un desconocido frente a la escuela oficial mixta jornada matutina, ubicada en las manzanas 13 y 17 de la colonia Tierra Nueva 1, conocida como “La Escuelona”.

Testigos oculares lograron identificar a tres hombres y a una mujer que iban detrás de él y posteriormente lo rodearon. Luego se escuchó el disparo. Todos ellos eran miembros de la mara (pandilla) que dirigía el “Comandante Iván”, que operaba en connivencia con la Mara Cobra.

El 13 de mayo de 1995 fueron detenidos Adán Ávila y Byron Arturo Sologaistoa Palacios de 20 años de edad (Pertenecientes a la mara del Comandante Iván) e Ingrid Jeannette Castillo Vega, de 19 años de edad, conviviente de Raúl de Jesús Ramírez Menjivar, principal sospechoso del caso, y Adán Ávila Palma, (Comandante Iván), hondureño de 24 años de edad.

Raúl de Jesús Ramírez Menjivar se convirtió en el principal sospechoso, porque en la investigación se logró determinar que él había vendido la grabadora que llevaba el padre Stessel el día de su asesinato.

El 13 de noviembre de 1996 fue capturado el ex guerrillero salvadoreño Raúl de Jesús Ramírez Menjivar, alias El Guanaco, quien confesó haber cometido el hecho por encargo de una señora llamada Dora, debido a que el padre Stessel le debía 3 mil quetzales por la construcción de varios pozos en algunas viviendas de la parroquia.

El 20 de marzo de 1997 fueron dejados en libertad todos los detenidos por falta de pruebas, excepto Raúl de Jesús Ramírez Menjívar e Ingrid Jeannette Castillo Vega.

El 5 de octubre de 1998 se declaró a Raúl de Jesús Ramírez Menjívar culpable por el delito de homicidio, y no por asesinato, y se le condenó a 20 años, cuando lo que se pedía eran 30 años de cárcel. A Ingrid Jeannette Castillo Vega se le declaró culpable por el delito de encubrimiento propio y se le condenó a 3 años, pero recuperó su libertad de inmediato al haber pagado de forma anticipada su pena.

Adán Ávila Palma, apodado “El Comandante Iván”, quien fue dejado en libertad. Fue detenido después como sospechoso del asesinato de monseñor Gerardi.